Ajusta tus defensas con la quiropráctica


Ajusta tus defensas con la quiropráctica


David Foelten, profesor de Neurología de la Universidad Rochester School of Medicine, (New York) fue el primero en demostrar que hay fibras nerviosas que unen el sistema nervioso con el sistema inmunitario, comprobando así la relación directa entre los dos sistemas. Descubrió, en efecto, que fibras nerviosas del sistema nervioso autónomo conectan con células de varios órganos claves del sistema inmune como la médula, la tiroides o el bazo. Por otra parte, unos investigadores alemanes llegaron a la misma conclusión en ratones, confirmando así que las defensas del sistema inmunitario están, al menos parcialmente, influenciadas por el sistema nervioso.


Sabiendo esto, ¿Cuál es la causa de las gripes, resfriados, infecciones, y cánceres? ¿Un sistema inmunológico débil e ineficaz? ¿Unas defensas inadecuadas? ¿O un sistema nervioso deficiente, con interferencias e incapaz de conectar con el resto del cuerpo?



La Quiropráctica, tercera profesión sanitaria del mundo, se dedica a restablecer el buen funcionamiento del sistema nervioso permitiendo así al resto del cuerpo recuperar su potencial de curación. “Imaginad un circuito eléctrico. Cuando salta un fusible, la electricidad no puede pasar. De la misma manera, si hay una interferencia nerviosa, el cerebro pierde su conexión con el resto del cuerpo. Esta interferencia no sólo puede producir problemas en el sistema músculo-esquelético, sino que puede tener efectos negativos sobre los otros sistemas del cuerpo, es decir, el sistema circulatorio, respiratorio, digestivo, hormonal, y claro, inmunitario! Cualquier aspecto de la salud quedará debilitado cuando se produzca una interferencia en el sistema nervioso.


El doctor en quiropráctica, corrigiendo estas interferencias nerviosas o subluxaciones, permite restablecer la conexión entre el sistema nervioso (cerebro, médula espinal y nervios) y los órganos del sistema inmunológico, entre otros. El ajuste quiropráctico restaura la función del sistema nervioso, permitiendo al cuerpo la habilidad de manifestar un mayor grado de salud y bienestar.


Resultado: Un cuerpo más capaz de adaptarse a nuestro entorno siempre cambiante. ¡Un cuerpo más fuerte!

© 2020 Quiropractic Qgat | Aviso Legal | Política de Privacidad

Logo Quiropractic Qgat
Reservar cita