Cinco hábitos que alargan la vida

Actualizado: 3 de nov de 2019

Son pequeños gestos que se pueden incorporar poco a poco a la rutina diaria y con los que ganaremos mucho en salud, en bienestar, en sentirnos bien y en estar cargados de energía.


Estos son algunos sencillos consejos para empezar a incorporar a tu vida. En pocas semanas lo notarás:


1. Come bien para vivir mejor: No sólo se trata de seguir una dieta saludable y equilibrada. Comer bien significa también dedicarle un tiempo a comer con tranquilidad, comer la cantidad justa para la energía que necesitamos, repartir las calorías a lo largo del día, saber cuándo debemos ingerir unos alimentos u otros según nos encontremos...

Así puedes empezar:

· Come mejor fruta y vegetales frescos antes que congelados.

· Dedica como mínimo 30 minutos a comer, nuestro cerebro tarda 20 minutos en darse cuenta que estamos comiendo.

· Ingiere los alimentos ricos en proteínas y bajos en lípidos por la noche. Los carbohidratos complejos (pan, cereales, pasta...) mejor comerlos por la mañana.

· Cuidado con los productos «light»: pueden tener menos glucosa pero gran cantidad de hidratos de carbono.

· Cenar tres horas antes de ir a la cama.


Come bien para vivir mejor

2. ¡Muévete! Hay ejercicios y deportes para todas las edades. Hacer una actividad física genera endorfinas que mejoran la sensación de bienestar.

Estas son algunas:

· Caminar por las mañanas te ayuda a dormir, a controlar la presión arterial, el colesterol y la aparición de enfermedades como la diabetes. Inténtalo tres veces a la semana, como mínimo. Entre 30 minutos y una hora.

· Running: Es un quema grasas, aumenta la capacidad pulmonar y estabiliza la presión sanguínea. Hay que empezar poco a poco: diez minutos es suficiente, después ir incrementando este tiempo paulatinamente.

· El remo reduce el estrés, la ansiedad y la grasa.

· Patinar no sólo aporta beneficios en tu salud, además es un ejercicio socializador, porque los aficionados son una tribu especial de incondicionales.

· Bailar aumenta la autoestima y estimula la creatividad. Para los más pequeños es un increíble método pedagógico que desarrolla la memoria, el oído y la expresión corporal.


¡Muévete! Hay ejercicios y deportes para todas las edades


3. Aprende a descansar. Es vital para sentirse bien. Por la noche se regenera nuestro cuerpo con la hormona del crecimiento: los niños la aprovechan para crecer los adultos para regenerar tejidos.

Para dormir bien:

· Limita las bebidas con cafeína durante la tarde, tampoco ingieras alcohol. No son buenos compañeros de los sueños.

· Intenta seguir unos horarios más o menos fijos para acostarte y levantarte.

· No te duermas con el ordenador, ni el móvil, ni la televisión. Escuchar música de relajación, de naturaleza o leer ayuda a conciliar el sueño.


Aprende a descansar

4. Equilibra la energía de tu cuerpo a través de la Quiropráctica. Además pueden ayudar las terapias corporales como Tai-chi, yoga, pilates, masajes orientales... son técnicas orientales que te ayudan a mejorar tu bienestar. Estas son algunos de sus beneficios:

· El Tai-chi lo pueden empezar a practicar hasta niños de 4 años. Está comprobado que ayuda a la relajación, relaja la tensión de los músculos y facilita en buen funcionamiento de los órganos.

· Con el yoga se aprende a respirar correctamente, se logra mayor flexibilidad, equilibrio y relajación. Es un buen tratamiento contra la depresión.

· Los masajes no sólo pueden aliviar el dolor de cabeza o el provocado por una contractura en la espalda, además ayudan a la relajación y estimulan la energía.


Equilibra la energía de tu cuerpo a través de la Quiropráctica.

5. Piensa en positivo! Elimina los malos hábitos y adquiere otros buenos para que tu cuerpo se sienta feliz y contento: dejar de fumar, iniciar una dieta, hacerte un chequeo de tu columna vertebral...


Piensa en positivo!

© 2020 Quiropractic Qgat | Aviso Legal | Política de Privacidad

Logo Quiropractic Qgat
Reservar cita