top of page

¿Por qué es importante beber agua?

Beber agua colabora en diversos procesos fisiológicos como por ejemplo digestión, distribución y transporte de nutrientes, excreción... Por este motivo, el agua, ayuda a que tu hígado, riñones, sistema digestivo e inmunológico cumplan sus funciones. También, lubrica tus articulaciones y mejora la resistencia de tus ligamentos.

Desafortunadamente muchas bebidas populares como el café y el té, tienen un efecto diurético por lo que hacen que nos deshidratemos. Así pues, si tomamos alguna bebida que contenga cafeína deberíamos beber más agua del habitual para compensar. En general, es recomendable empezar a beber agua antes de tener sed, porque una vez tenemos sed, significa que nuestro cuerpo está ya a cierto nivel de deshidratación. Así que ¡no esperes a tener sed para beber agua!


En condiciones normales y con un adecuado funcionamiento del riñón, una persona pierde alrededor de 1,5L diarios, distribuidos entre la orina, el vapor de la respiración, el sudor y la materia fecal. Por lo tanto, es necesario que ayudemos a nuestro cuerpo a mantener el equilibrio, compensando esta pérdida tomando no menos de 1,5L, y mucho mejor si llegamos a los 2L.


*En general, ya que la cantidad de agua adecuada que debemos ingerir, siempre irá ligada a nuestro peso.

Esta cantidad, para tener una idea, equivale a unos 8 vasos de agua, los cuales se recomienda distribuir de la siguiente manera:

  • 2 vasos de agua por la mañana, justo después de despertar, activa los órganos internos de nuestro cuerpo.

  • 1 vaso media hora antes de comer facilita la digestión.

  • 1 vaso antes de la ducha o el baño ayuda a bajar la presión sanguínea.

  • 2 vasos a lo largo de la tarde ayudan a refrescar y mantener hidratado el cuerpo.

  • 1 vaso como mínimo después de realizar algún tipo de ejercicio físico para compensar la pérdida a través del sudor.

  • 1 vaso justo antes de ir a dormir reduce la tensión y ayuda a evitar problemas cardíacos como infartos o ataques al corazón.

El hecho de no beber la suficiente cantidad de agua provoca una serie de consecuencias en nuestro organismo, como por ejemplo dolores de cabeza; fatiga; cambios de humor; calambres; dolores musculares…


Así que si quieres sentirte al máximo en energía y salud ¡no olvides tomar agua!

Comments


bottom of page